Wall Street se perfila para una apertura en positivo en una jornada en la que los inversores tendrán la atención centrada en las palabras que Ben Bernanke pronunciará después de la reunión de la FED. Todo ello en una jornada en la que continúa el aluvión de resultados empresariales. Los tres principales índices abren en positivo, aunque prácticamente plano. Por su parte el euro cotiza sobre los 1,4670 dólares.
Con la mirada atenta en lo que suceda al otro lado del Atlántico, los inversores esperan con optimismo las palabras que den posibles pistas sobre la política monetaria que la Reserva Federal vaya a adoptar en el futuro.
 
Esta reunión ha restado protagonismo al goteo incesante de resultados empresariales que hoy también nos llega desde la primera economía del mundo. Y es que a pesar de que el mercado está descontando que los tipos de interés se mantendrán entre el 0% y el 0,25%, las palabras de la rueda de prensa posterior a la reunión levantan mucha expectación, ya que se esperan pistas sobre cuándo se producirá esa subida de tipos.
 
El consenso del mercado por su parte ya ha hecho sus cábalas y espera que esa subida de tipos llegue cuando la inflación subyacente supere el 1,5% y el desempleo se sitúe por debajo del 8% (se sitúa ahora en el entorno de los 8,8%).

Así las cosas los principales índices americanos, tanto S&P como NASDAQ y DJ, abren prácticamnete plano.
 
A pesar de haber pasado a un segundo plano, hoy también tenemos resultados empresariales de calado. Entre ellos destaca en primer lugar Boeing, que hará públicos sus resultados una vez suene la campana en Nueva York. De momento suma un 0,86%.Por su parte E-Bay, que suma un 0,39% ,  y Starbucks, que avanza un 1,37%, lo harán al cierre del mercado.
 
También hoy habrá que estar atentos a los títulos de Amazon. La empresa decepionó ayer con unos resultados por debajo del consenso del mercado. A pesar de eso suma un 1%.
 
Por su parte Broadcom ha mejorado sus expectativas para el segundo trimestre de 2011. Los analistas manejan cifras de beneficio de hasta 1.900 millones de euros. Las caidas de la emrpesa alcanzan hasta el 10%.