Wall Street se niega a quitarse el traje verde a pesar de las exigencias del mercado laboral. El peor amigo de la economía estadounidense, el paro, hoy vuelve ha dar malas noticias pero esto no impide que los índices suban desde el inicio de sesión. El Dow Jones se coloca en los 10.337 puntos con un 0,50% de ascenso, el Nasdaq suma un 0,58% y el S&P 500 un 0,40%, en un día en el que el optimismo vuelve poco a poco a las bolsas internacionales.
Las solicitudes de subsidio por desempleo aumentaron en 17.000 la semana pasada, superando lo augurado por el mercado, hasta situarse en las 474.000 peticiones. En el Departamento de Trabajo de EE.UU. ven normal este ascenso por las fechas en las que nos encontramos pues parece ser que es la temporada típica de despidos en el sector de la construcción.

Frente a esta mala noticia, los mejores datos de déficit comercial avivan la confianza en la economía norteamericana. Hoy se ha conocido que durante el mes de octubre las exportaciones aumentaron un 2,6% a 136.840 millones de dólares haciendo que el déficit comercial se redujera un 7,6% hasta los 32.940 millones. Algo que contrasta positivamente frente con las estimaciones del mercado que pronosticaban un aumento hasta los 36.500 millones.

En el mercado inmobiliario las ejecuciones de hipotecas al otro lado del Atlántico registraron una disminución en noviembre de casi el 8% frente al mes anterior. Éste supone el cuarto descenso mensual consecutivo tras alcanzar un máximo histórico en julio.

Girando la mirada al ámbito empresarial, la campanada hoy la ha dado Hershey. La chocolatera más grande de EE.UU. y su fideicomiso están planteándose lanzar una oferta por Cadbury. Kraft, Nestlé, Ferrero y ahora Hershey podrían batirse por el caramelo empresarial más dulce del mundo. Mientras tanto, hoy en bolsa Hershey sube un 1,56%, Kraft cae un 0,34%, Nestlé suma un 2,33 (Virt-X) y Cadbury un 0,31%.

Entre los pocos que quedan por presentar sus resultados empresariales estaba, hasta hoy, Costco. La compañía este jueves indicó que en el primer trimestre fiscal se embolsó 266 millones de dólares, manteniendo casi intactos los beneficios registrados en el mismo periodo del año anterior pero, a pesar de capear aparentemente el temporal de crisis en sus cuentas, la acción hoy cae un 0,15%.

Ante la mixtura en el panorama informativo internacional, la moneda americana sigue acorralando al euro en los 1,47 dólares.