La bolsa estadounidense comenzó la semana en positivo gracias al impulso del abaratamiento del petróleo, según agentes. La caída en el precio del crudo ha impulsado la confianza en el mercado, que muestra una fortaleza renovada.
El índice Nasdaq se apuntaba un 0,43% hasta 2.228,46, mientras que el S&P 500 sumaba un 0,22% hasta 1.317,71. El precio del petróleo caía por debajo del nivel de los 60 dólares por barril, su nivel más bajo desde comienzos de marzo, debido al repunte de las reservas.