La compañía aérea Vueling superó durante este verano los dos millones de pasajeros, lo que supone un incremento del 84 por ciento respecto a los meses de julio y agosto de 2006. Algo que, a juicio del director general de Vueling, Lázaro Ros "demuestra que los clientes siguen apostando por nosotros y que nuestros destinos son atractivos". En Barcelona, principal base y mercado de la compañía, Vueling transportó por primera vez casi un millón de pasajeros este verano, un 39,5 por ciento más que en 2006.