El grupo alemán Volkswagen, primer fabricante europeo de automóviles y tercero mundial, no espera que el mercado estadounidense se recupere hasta finales de este año, según el presidente de la filial estadounidense, Stefan Jacoby. Jacoby, que realizó estas declaraciones en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York, puntualizó que, a medio plazo, el volumen de ventas de automóviles en Estados Unidos podría situarse entre 13 y 14 millones de unidades anuales. Las matriculaciones de automóviles en el mercado estadounidense experimentaron una caída del 40% en los tres primeros meses de este año, hasta situarse en el nivel más bajo de los últimos 27 años. Con ello, en términos anualizados, el volumen de ventas correspondiente a los últimos doce meses (abril 2008-marzo 2009) se sitúa en 10 millones de unidades.