La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, considera que el "suave ajuste" de la actividad residencial iniciado en 2007 se intensificará este año para situarse en "niveles óptimos de equilibrio entre la oferta y la demanda a partir de 2010". Durante las jornadas "Nuevos retos para seguir construyendo", la titular de Vivienda anunció que el objetivo del Gobierno es que sean las empresas "más competitivas, innovadoras y productivas" las que salgan reforzadas de este ajuste. Asimismo, ha asegurado que propondrá una estrategia para que la actividad residencial se adapte a las necesidades de los ciudadanos, mediante un equilibrio entre la demanda de vivienda protegida y el exceso de oferta de inmuebles libres.