Ligeras subidas en Europa. Ganancias a las que no han querido sumarse los inversores españoles -algo dudosos y tímidos en algunos momentos de negociación- y que han terminado sucumbiendo a las ventas. El Ibex 35 se deja un 0,19% al cierre y se coloca en los 11.366 puntos arrastrado por todos los pesos pesados en negativo, salvo Repsol YPF y pese al buen tono de Iberia –más de un 5% al alza-. Ello en un día en el que el euro se fortalece frente al billete verde, se cambia por 1,451 unidades. El mercado de materias primas vive una sesión más que alcista, el precio del crudo avanza hasta los 70 dólares/barril mientras el precio de la onza de oro se eleva hasta los 1.000 dólares.
Alzas moderadas en el Viejo Continente. Dudas y volatilidad, éstas son las palabras que han reinado en la renta variable española y que finalmente se han traducido en ventas. Recortes del 0,19% para el Ibex 35 y que le retienen en el nivel de los 11.300 puntos pese al optimismo instaurado en Wall Street gracias al repunte de las materias primas. Y es que hoy el mercado se ha deslumbrado con el brillo de la onza de oro valorado, por primera vez en seis meses, en 1.000 dólares. Con ello, el Dax alemán repunta un 0,335, el Cac 40 gana un 0,22%, el FTSE100 rebota un 0,29% mientras el Eurostoxx50 lo hace un 0,09%.

Dentro del selectivo español, la estrella de la jornada es Iberia. Sus títulos vuelan muy alto, más de un 5% de revalorización empujada de nuevo por las informaciones que envuelven la posible fusión con British Airways. Un aparente nuevo acercamiento entre ambas compañías del que el presidente de la aerolínea española, Antonio Vázquez, ha adelantado que, por el momento, “no hay nada nuevo”. Lo que sí ha dejado de manifiesto Vázquez ha sido la necesidad que tiene Iberia de “rearmarse” para afrontar la difícil situación que atraviesa el sector aéreo. Unas dificultades que, como explica Luís Benguerel, responsable de mesa de RV de Interbroker, se deben “a la situación económica actual a lo que hay que sumar el miedo a la nueva gripe”.

Tono mixto entre los pesos pesados. Repsol YPF subió un 0,12% pese a la rebaja de recomendación de infraponderar desde igual ponderación que hace Barclays. Ganancias que llegan también para Telefónica un día después de que anunciara su estrategia en el mercado asiático de la mano de China Unicom. La operadora sumó un 0,76% y eso que su sector se ve envuelto en diferentes reestructuraciones. Así lo demuestra la nueva fusión entre Deutsche Telekom y France Telecom en Reino Unido, con la que crearán el mayor operador de telefonía móvil. Por su parte, Iberdrola se dejó un 0,77% mientras Santander cedió un 1,11%. BBVA cayó un 0,24% en un día en el que KBW ha elevado su precio objetivo hasta los14 euros. Ventas también para el resto de la banca, Banco Popular se dejó un 0,27%, Banesto perdió un 0,33%, Banco Sabadell cayó un 1,28% mientras Bankinter cedió un 1,65%. Y sobre la banca mediana se ha pronunciado Jorge del Canto, analista independiente, quien respalda a este sector por considerar que “hacia arriba tienen bastante más camino que los grandes bancos tras conocer que no se va a producir la quiebra de ninguna de estas entidades”.

Entre las más castigadas del día, Endesa, sus títulos perdieron un 2,49%, seguido por Técnicas Reunidas, que cedió un 2,15%. Caídas a las que se suma Gas Natural, bajó un 0,77% tras asumir hoy la participación de Unión Fenosa en Indra. Del resto del sector, Red Eléctrica se dejó un 1,28%, Enagás cayó un 0,50%. Y dentro del mercado continuo, Fersa se impone con subidas superiores al 12%, Solaria sumó un 11,90%, Befesa obtuvo un 10,42% de revalorización. Del lado de los descensos, Afirma se dejó un 5,80%, Inbesos cayó un 3,54% mientras Renta Corporación perdió un 3,49%.