El secretario de Estado de Economía, David Vegara, consideró que aún es pronto para afirmar que la compra de Endesa por parte de Enel y la entrada en España de E.on, que comprará Viesgo y activos de la eléctrica española, aumentará la competencia en el mercado, aunque destacó que habrá un operador más.
"A priori, (la entrada de Enel y Acciona y la venta de activos a E.on) no son malas noticias para el nivel de competencia, porque al final hay un nuevo competidor, potencialmente fuerte e importante, como es E.on", dijo Vegara en un acto informativo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). No obstante, para el secretario de Economía "es pronto para afirmar que la nueva configuración del sector eléctrico español modificará o no la competencia". La opa de Enel y Acciona cerró ayer su plazo de aceptación, pero aún no se conocen los datos definitivos sobre la adhesión lograda y la eléctrica italiana y el grupo constructor todavía no han tomado el control efectivo de Endesa. La negociación con E.on para cerrar el acuerdo de compraventa de activos de Endesa y la filial de Enel en España (Viesgo) empezará en octubre o noviembre próximos, dijo ayer el consejero delegado de Enel, Fulvio Conti. En cuanto al contencioso con la Comisión Europea (CE) sobre la ampliación de funciones de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), Vegara insistió en que España y Bruselas mantienen "diferencias de interpretación" y se remitió a lo que decida sobre el asunto el Tribunal de Luxemburgo. Tras declarar ilegales las condiciones acordadas para permitir a E.on hacerse con Endesa y llevar el caso a Luxemburgo, la CE ha vuelto a manifestar que considera contrarios a la normativa europea los requisitos impuestos a Enel y Acciona por la CNE, que utilizó la misma ley en ambos casos. Vegara recordó que el Gobierno de España puso de manifiesto desde el inicio de la opa de Endesa las "asimetrías" regulatorias entre los países miembros de la UE y señaló que esta opinión se mantiene actualmente. Respecto a la participación pública del Estado italiano en Enel, el secretario de Economía recordó que el Tratado de la UE no hace distinciones en cuanto a la titularidad de las empresas. "No calibro ahora si es razonable o no que las haga", concluyó. Por último, defendió la política de tarifas eléctricas del Gobierno y recordó que se ha desarrollado en un contexto de incremento de los costes energéticos. "Desde el año en que entramos en el Gobierno (2004) hemos subido las tarifas y hemos tenido que explicar a los ciudadanos, algo que no es plato de gusto de ningún Gobierno, que la subida era necesaria", dijo. Asimismo, Vegara dijo que el Ejecutivo ha hecho un trabajo "bastante importante" para introducir las revisiones trimestrales de la tarifa y modificar su estructura para fomentar la competencia y propiciar la recuperación del déficit.