La inmobiliaria  Urbas está en negociaciones avanzadas con entidades financieras para comprarle activos por unos 140 millones de euros, según su presidente y consejero delegado, Juan Antonio Ibáñez.  Durante la junta de accionistas, Ibáñez indicó que Urbas pide como requisito de estas posibles compraventas que la operación se haga a los precios de tasación actuales y que los activos vayan sin carga.  Ibáñez añadió que el importe de las compras sería similar al de la deuda de la compañía. Al cierre del primer trimestre, la deuda era de 128,8 millones.  El consejero delegado de Urbas también dijo que la compañía está centrada en reducir costes y que ha recortado un tercio su plantilla entre mediados de 2008 y junio de este año.