A diferencia de los objetivos marcados para el periodo anterior 2003-2007, donde se perseguía reducir la deuda y concentrar la actividad de la compañía en los negocios energéticos, el nuevo proyecto de Unión Fenosa está orientado tanto al crecimiento orgánico como a través de adquisiciones. Asimismo, la compañía prevé explorar oportunidades de negocio con sus actuales socios, entre los que destaca su principal accionista ACS, que ostenta un 35% del capital, la petrolera italiana ENI, que tiene un 50% de Unión Fenosa Gas, y Enel, que posee la mitad de Eufer, sociedad dedicada al campo de las energías renovables. El grupo también podría potenciar sus relaciones con Total, que es el principal accionista de Cepsa, donde Unión Fenosa posee un 5%.