La filial local de la multinacional anglo-holandesa de la alimentación y el cuidado personal Unilever Magyarország incrementará su capacidad de producción un 80 por ciento con el traslado de las operaciones suspendidas en otras partes de Europa. Francesco Azzara, director de la unidad de producción de la provincia de Szabolcs-Szatmár-Bere, al este del país, explicó que se construirá una nueva planta a la que se trasladará la producción suspendida en los países occidentales, según recoge la agencia MTI. En esa planta de Unilever se fabrican productos químicos y de cosmética que se comercializan en 30 países de Europa y en ella se invertirán unos 8 millones de euros. La empresa calcula que para este año los ingresos generados oscilarán entre 140 y 220 millones de euros y aumentarán el número de empleados de 160 hasta un mínimo de 200.