UniCredit anunció el miércoles que su beneficio neto del cuarto trimestre se redujo un 57% por las menores comisiones cobradas y mientras la crisis financiera presiona a las economías de los países en los que opera.
El banco agregó que recurriría a fondos estatales por valor de hasta 4.000 millones de euros para aumentar su capital. El beneficio neto del cuarto trimestre cayó a 505 millones, frente a 1.170 millones de euros un año antes. El beneficio neto anual alcanzó los 4.010 millones de euros, por encima del objetivo anunciado anteriormente.
La entidad no dio a conocer sus previsiones para 2009.

UniCredit es el segundo mayor banco italiano, con una capitalización bursátil de unos 14.000 millones de euros. El banco ha perdido más del 40% de su valor desde el comienzo del año, debido principalmente a los temores relacionados con su exposición a las operaciones en Europa del Este y central.

Bajo el mando del consejero delegado Alessandro Profumo, UniCredit ha expandido mucho sus operaciones fuera de Italia desde 2005, cuando compró la entidad alemana HVB, incrementando el negocio principalmente en Alemania, Austria y Polonia.

UniCredit también dijo que a finales de diciembre, su ratio Tier 1 proforma -medida del capital frente a los activos de riesgo- alcanzaba el 6,5% frente al objetivo del 6,7% anunciado en octubre, cuando lanzó su plan de fortalecimiento del capital por más de 6.600 millones de euros.

El margen de intermediación de UniCredit en el cuarto trimestre aumentó un 12,7% a 5.260 millones y las comisiones netas bajaron un 22% a 2.090 millones de euros.