El gigante de la banca suiza ha anunciado una ampliación de pérdidas en el segundo trimestre hasta alcanzar los 1.400 millones de francos suizos. Los números negativos han sido menores de los 1.500 millones que estaban previsto..

Aunque se encuentran muy por encima de los 395 millones de francos suizos que perdió en el mismo periodo de tiempo en 2008. Argumentan para ello los costes generados por la reestructuración y a las cargas para reducir la deuda. Con estas son ya  las terceras pérdidas trimestrales consecutivas que registra la entidad debido a los 582 millones de francos de costes de reestructuración relacionados con el recorte de puestos de trabajo (se cifran em 7.500), a los 1.200 millones de francos de números rojos que ocasionó la reducción de su propia deuda; unido todo ello a  los 492 millones relacionados por la venta de su filial brasileña UBS Pactual.

El consejero delegado de UBS, Oswald Gruebel, ha señalado que mientras los mercados mejoran en el segundo trimestre del año, la recuperación económica "no es todavía visible".

Descontando los  extraordinarios, su beneficio hubiera sido de 971 millones de francos suizos. UBS ha indicado que ha visto aumentar los niveles de actividad entre sus clientes de gestión de patrimonio, cuyo comportamiento inversor refleja una menor aversión al riesgo.

Antes del segundo trimestre, UBS ha acumulado provisiones y pérdidas por 53.100 millones de francos, asimismo ha ampliado capital en un total de 38.000 millones. La compañía ya