El fabricante de componentes para automóviles TRW Automotive contabilizó unas pérdidas netas de 142 millones de dólares (99,3 millones de euros al cambio actual), en comparación con el resultado neto positivo de 221 millones de dólares (154 millones de euros) registrado en el mismo periodo del año anterior, informó hoy la empresa. La multinacional con sede en Livonia, en el Estado de Michigan, afirmó que sus resultados semestrales se vieron lastrados por unos gastos de reestructuración de 50 millones de dólares (34,9 millones de euros).