Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha dicho en rueda de prensa que las últimas informaciones muestran fuertes presiones inflacionistas a corto plazo, por lo que el BCE está preparado para actuar de forma preventiva. Además, el alto cargo ve riesgos a la baja del crecimiento económico. “Es absolutamente esencial evitar efectos de segunda ronda”, advierte. Los mercados han reaccionado a la baja con estas declaraciones.