El presidente del Banco Central Europeo (BCE) hizo hincapié hoy en la necesidad de que los países miembros de la zona euro respeten escrupulosamente los principios de disciplina fiscal recogidos en el Pacto de Estabilidad y mostró su satisfacción con el cumplimiento mayoritario del mismo experimentado hasta la fecha. En un discurso pronunciado en el seno de un desayuno informativo organizado por el European Policy Centre en Bruselas, Trichet advirtió de la importancia de una "rigurosa puesta en práctica del Pacto de Estabilidad", por el cual los miembros de la eurozona establecieron el limite del déficit público en el 3% del PIB de cada Estado, para evitar unos diferenciales excesivos de inflación, crecimiento y competitividad