El grupo Toyota, primer fabricante mundial de automóviles, realizará pruebas de seguridad en todos sus todoterrenos, después de que la publicación estadounidense Consumer Reports denunciara la existencia de un problema con la estabilidad del todoterreno Lexus GX 460.

Como primer paso, Toyota decidió suspender las ventas del modelo Lexus GX 460 en el mercado estadounidense, y después adoptó esta misma medida en los mercados de Rusia y de Oriente Medio. Este todoterreno de Lexus no se comercializa en España ni en ningún otro país de Europa, según indicaron a Europa Press en fuentes de la empresa.