La constructora de lujo Toll Brothers ha reducido su beneficio neto un 85% en el tercer trimestre fiscal hasta los 26,5 millones de dólares, debido al descenso de la demanda y a un exceso de oferta. Por su parte, los ingresos han caido hasta los 1.210 millones de dólares.