En primer lugar quiero felicitarles el año, aunque un poco tarde, a todos los lectores de estrategias de inversión. También quiero dar las gracias a la revista por tratar temas como los que yo abordo y en los que estoy especializado, ya que no es fácil encontrar un medio que dedique unas líneas a dichos menesteres, sobretodo sabiendo que ya el trading de alta frecuencia, según datos del mercado, esta llegando a cifras insospechadas
Hace tan sólo dos años fue cuando se comenzó a utilizar por parte de la industria de Wall Street, y ha alcanzando en estos momentos un 80% del total de las transacciones en algunos mercados. Esto ha dado como resultando el ser el tema de conversación principal dentro de internet. Les invito a navegar en Google Insights  y hacer la prueba ustedes mismos, para que vean la evolución del termino a lo largo de estos dos últimos años.

Respecto a mi opinión sobre este tipo de trading, que es el que yo realizo en una empresa de Prop Trading; aunque ya lo he comentado en diversas ocasiones; el trading de alta frecuencia no es otra cosa que velocidad en su estado puro. De forma que casi el 70% de este tipo de operativa se centraba en arbitraje entre distintos mercados de acciones y futuros. El resto era causado por los “market makers”(creadores de mercado). Actualmente, esta última, es una industria en decadencia y que día a día vemos como muchas empresas están abandonando dicho tipo de operativa. Esto es principalmente por la cantidad de problemas que se enfrentan diariamente; especialmente los problemas técnicos con los servidores de las bolsas a la hora de procesar la ingente cantidad de ordenes que le llegan por parte de estas empresas. Por ello, al estar obligados a dar liquidez, no les queda otra opción que estar cambiando sus posiciones y operando en nanosegundos, causándoles en más de una ocasión graves problemas de sincronización y perdiendo, por tanto, mucho dinero.

En otras entregas ya vimos amenazas de abandonar la industria por parte de las grandes empresas del sector. Hace poco vimos como un conocido “market maker”, LaBranche anunciaba que se retiraba del negocio debido a las grandes perdidas que había sufrido. Ya veremos lo que va a durar el resto de empresas “market makers”, porque de continuar así, algo tendrán que hacer los reguladores. En mi opinión, no pueden dejar el mercado en manos de unos pocos, los cuales pueden controlar los precios a su gusto en lo que respecta a las profundidades de mercado y demás temas relacionados con la liquidez del mismo.

Si hacemos un repaso de las rentabilidades obtenidas por los gestores de hedge funds y distintos CTAs, vemos que en general, el 2010 ha sido un buen año para la mayor parte de ellos. Como podemos ver en la web Barclay Hedge  , especialmente para todos aquellos hedge funds seguidores de tendencia en materias primas, han tenido un mas que sorprendente año. A continuación les dejo un enlace para que ustedes mismos lo comprueben en Trend Followers. Verán que los seguidores de tendencia no están tan muertos como tanto se especula.

En lo que respecta al mundo del Prop Trading, a quienes se les adjudica a día de hoy el 70% del total de trading de alta frecuencia, tengo que decir, que 2010 no ha sido un año tan bueno como lo ha sido para el resto de los sectores de la industria. Los rendimientos en general de todas las empresas han sido muy mediocres, incluso de pérdidas millonarias por parte de algunas de ellas. La causa, desde mi punto de vista, ha sido debido a que todos nosotros nos hemos dedicado a centrarnos en operar en el menor tiempo posible queriendo ser los primeros en que nuestra orden fuera procesada por el mercado. Esto último nos ha infundado en una batalla tecnológica, que dada la caída del precio de alojamiento de servidores y precios de equipos, todo el mundo ha sido capaz de subirse al carro e intentar competir en dicho campo. Como consecuencia, esto le ha dado a los mercados un componente adicional de ruido, ya que como hemos dicho, el volumen total del trading de alta frecuencia es muy elevado respecto al total, lo que ha llevado a todos traders a enfocarse en el mismo tema. Es decir, llegar los primeros para intentar arbitrar, y ya sabemos lo que pasa cuando esto ocurre; simplemente no funciona como antes, ya que todo el mercado intenta hacer lo mismo, reduciendo sus beneficios y en muchos casos desaparecer o estar al borde de la quiebra, que es la realidad de la industria en estos momentos.

También es cierto que a pesar de que el trading de alta frecuencia es la operativa preferida de muchas empresas de Prop, todavía hay algunos traders que operan de forma discrecional. Este año he visto abandonar la profesión a muchos de estos, quienes se quejan de la cantidad de ruido que genera el trading de alta frecuencia, añorando viejos tiempos y guardando recuerdos del año 2008 que fue su último buen año. Eso si, dejando en entredicho la operativa chartista que casi todos ellos aplicaba para operar en los mercados. Es decir, que si antes eran pocos, ahora ya y según lo que han podido ver mis ojos, representan una parte casi inexistente. Ya casi no aparecen dentro de las posiciones abiertas para trabajar en la industria.

Me imagino que muchos de ustedes, a estas alturas del artículo se estarán preguntando que tiene que ver el título del mismo con lo que hasta ahora están leyendo; pues en realidad poco, pero necesitaba esa introducción para que entendieran lo que a continuación expondré.

Hace 4 meses recibí la llamada de un buen amigo quien también es trader. Él me explicó que estaban obteniendo buenos resultados gracias a la sincronización mediante un protocolo de red, (que mas adelante en otro articulo pertinente a temas mas técnicos explicare), esto entre los relojes del servidor de Chicago y el servidor que ellos tienen en el mismo edificio que Globex. Según me expuso, si no están bien sincronizados los relojes con precisión de nanosegundos, todos los datos que almacenaban no coincidirá con los del mercado. Esto se debe, ya que habían detectado un diferencial, en algunos casos, constante entre el reloj del servidor del mercado y el de el resto de servidores. Al parecer, esto le sucede a la totalidad de ordenadores que usamos cuando intentamos sincronizar los relojes en red, sufriendo retrasos en precisiones muy altas e inapreciables al ojo humano. Pero a un trader de alta frecuencia que opera en tramos horarios, o que quiere probar su estrategia en un backtesting, ésto le puede llevar a confusiones incluso a la hora de operar en tiempo real. Todo esto debido a la ausencia de sincronización de los relojes.

Como saben, no se puede viajar a mayor velocidad que la luz, por lo que la mayor parte de los avances para llegar más rápido al mercado, pasan por este tipo de alternativas o mejoras en el hardware. Ejemplos de estas alternativas son las tarjetas FPGA, los controles avanzados del kernel, o los protocoles especiales de TCP mediante potentes tarjetas de red. Es decir, cada vez resulta más difícil ser el más rápido, y ya no quedan muchas alternativas. Las universidades de informática se han convertido en el filón más importante para la industria del trading de alta frecuencia. La Universidad de Stanford, hoy en día es la cuna de cualquier desarrollo importante y donde todos tenemos la vista puesta constantemente. Actualmente se dedican exclusivamente a investigar con las mejores máquinas como bien he comentado en entregas anteriores.

A modo de conclusión, después de haber hecho un repaso al trading de alta frecuencia hasta la fecha, vemos como se encuentra en un punto de madurez más que evidente. El trading de alta frecuencia se convertirá en el tipo de operativa dominante en los próximos años, produciendo cambios en las condiciones generales del mercado, dotando a éste de mayor ruido y en algunos casos, de mayores spreads, dejando de lado muchos modelos de operativa que hasta ahora habíamos utilizado para el intraday, siendo este último el horizonte temporal en el que yo opero y del que hablo constantemente. Todo esto nos hace reflexionar sobre la operativa que hemos utilizado hasta ahora y considerar todas estas cuestiones que plantemos actualmente.

Para terminar, quiero hacer mención a una frase que hacía un compañero de piso en mi época de estudiante... “Desde Gauss no se ha producido un avance matemático mayor”... es lógico que en la sociedad en la que vivimos, muchas veces habremos escuchado eso de que está todo ya inventado. Lo que vemos hoy día es que dentro del trading de alta frecuencia empieza a suceder lo mismo. Casi todos compiten con igualdad de condiciones aunque, si es cierto, y es mi gran preocupación dentro de los rumores que se manejan en el mercado, es el interés que están mostrando empresas como Intel y AMD (creadores de microprocesadores en esta industria), involucrarse mas directamente en el mundo del trading, lo que nos llevaría a una guerra, pero en esta ocasión, entre empresas de microprocesadores. Quien sabe si desbancarán a los grandes bancos en la industria del trading y se conviertan estos, en esclavos de estas empresas creadoras de hardware... Tiempo al tiempo dijo un reloj.


Roberto Pérez Reizábal. (noisetrader@hotmail.com)
Prop Trader.
www.hispatrading.com