Se confirman los rumores. El Ministerio de Economía aprobará una tercera ola de provisiones e inyecciones de capital sobre el sector financiero español. Eso sí, se producirá después de que las auditoras independientes finalicen su trabajo. 

El ejecutivo exigirá nuevas provisiones para garantizar que las entidades tienen suficiente capital con el que afrontar las pérdidas derivadas de las carteras de hipotecas y créditos a empresas y consumo.

Así, las nuevas normas exigirían a los bancos que realicen provisiones para tener coberturas del 3% en las hipotecas, del 12% en la cartera de créditos a empresas y del 20% en crédito al consumo.