Telefónica está valorando la posibilidad de acudir a los mercados de deuda brasileños para recaudar fondos con los que financiar su oferta sobre la operadora local GVT Holding, dijo el jueves una fuente conocedora de la situación.
 Telefónica anunció que mejoraba su oferta sobre GVT a 50,50 reales brasileños por acción desde los 48 reales anteriores y también por encima de los 42 reales ofrecidos por la francesa Vivendi en septiembre.

A los precios actuales de mercado, el coste de la adquisición supondría para Telefónica unos 6.480 millones de reales.

"Telefónica, a través de su filial local Telesp está sondeando a los bancos para que evalúen las condiciones de los mercados de deuda de Brasil", dijo la fuente. "Considerando el hecho de que hay poco tiempo para organizar una emisión de deuda sofisticada, creo que la solución más probable será emitir pagarés".

El 19 de noviembre Telefónica acudirá a una subasta en la que compraría las acciones de GVT siempre y cuando obtenga el visto bueno del supervisor del mercado de telecomunicaciones brasileño Anatel.

Los analistas consideran que será Telefónica quien se haga con la compañía brasileña tras su última oferta, que muestra la clara determinación de la compañía de derrotar a rivales como Vivendi.

"Si la oferta tiene éxito, Telefónica financiará la compra con lo que obtenga por los pagarés o bonos", dijo la fuente. "Entonces ganaría tiempo para estructurar un paquete de financiación a más largo plazo".

En Brasil, los pagarés son generalmente de corto plazo, con un vencimiento de entre 180 y 360 días. Los bonos tienen periodos de vencimiento de entre uno y cinco años.