Telefónica obtuvo un beneficio neto récord de 5.185,7 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 59,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la compañía.
Los ingresos del grupo ascendieron a 38.704,4 millones de euros, un 43,1% más, impulsados por "la solidez" del negocio en España, el crecimiento diferencial que aporta Latinoamérica y la consolidación de las actividades en Europa. A este respecto, la firma que preside César Alierta subrayó la "gran mejora" en la diversificación de la facturación. En concreto, al cierre de septiembre los ingresos generados en España representaron un 38,5% del total, frente al 53,1% de hace un año. Los obtenidos en Latinoamérica redujeron su contribución en 6,2 puntos, hasta el 34,7% y la facturación en Europa alcanzó un peso del 26% sobre los ingresos totales del grupo (4,6% a septiembre del año pasado). Brasil sigue siendo, después de España, el país con más peso en los ingresos totales (14,7%), seguido de Reino Unido (12,5%, tras la incorporación de O2). Por líneas de actividad, el grupo Telefónica Móviles siguió siendo el que más crecimiento aportó, con unos ingresos acumulados a septiembre de 13.537,2 millones, un 12,3% más. La contribución de Telefónica O2 Europa (incluye los activos del Grupo O2 desde febrero y los de Telefónica O2 República Checa y Telefónica Deutschland desde enero) fue de 9.434,3 millones. Telefónica de España aportó hasta septiembre 8.893,9 millones a los ingresos consolidados, con un crecimiento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior del 1,7%. Por último, Telefónica Latinoamérica presentó una cifra de negocio de 7.050,3 millones, un 17,5% superior a la obtenida hasta septiembre en 2005. El resultado operativo antes de amortizaciones (Oibda) alcanzó los 14.653,9 millones de euros, un 35,9% por encima del registrado en el mismo periodo de 2005 y, según recalcó el grupo español, "superior al del resto de compañías del sector en Europa". Por áreas geográficas, el Oibda también reflejó una mayor diversificación, con una contribución del 45,9% procedente de España, del 33,8% de Latinoamérica y del 19,7% por parte de Europa. Por negocios, el 47,5% lo genera el negocio de telefonía fija y el 51,2% la telefonía móvil. El margen Oibda se situó en los nueve primeros meses del año en el 37,9%.