"La tendencia de Telefónica es muy bajista. Hay mucha debilidad de todo lo que lleve la marca España", afirma en su análisis Miguel Méndez, director de Big Deal Capital. 


Todos los medios de comunicación a nivel internacional tienen a España en el punto de mira e incluso estos días en importantes canales financieros americanos se establecía la comparación con Grecia con la pregunta: ¿Es España la nueva Grecia?

Los Hedge Funds están atacando a nuestro país, los diferenciales de crédito están aumentando considerablemente hasta los 370 puntos y el bono español se acerca al 5,50 % de rentabilidad.

La zona de 11,84 euros es el primer soporte que puede testear Telefónica, aunque en mi opinión la cotización se encaminará hacia los 11,50 euros.



La rebaja del dividendo de la compañía que preside Cesar Alierta hizo mucho daño a Telefónica que está viendo como en España está perdiendo cuota de mercado y sus resultados en Latinoamérica no marchan según lo esperado.
La última noticia que conocíamos esta mañana supone la posibilidad de la imposición de una sanción por parte del gobierno argentino a Movistar por dejar sin servicio a 16 millones de usuarios.

No hay que estar posicionado en este valor que está sin momentum y en tendencia bajista.

Se ha producido la ruptura de la línea de tendencia alcista que se había formado desde finales de 2008, lo cual abre la ventana a descensos adicionales. Las medias están cortadas a la baja y solo la superación del nivel de 12,70 euros abriría el camino a un cambio de escenario técnico.

Hay muchos inversores que mantienen el título en cartera y la única parte buena que se vislumbra actualmente en este valor es su rentabilidad por dividendo, que con la cotización en los niveles actuales alcanzaría el 12%.
En lo que va de año, se deja un 10% y su Per es de 8 veces.


¿Qué puede ocurrir si vemos descensos y corrección en América?

No creo que veamos un gran recorte en Usa puesto que nuestra opinión es que veremos máximos en el Dow Jones en las próximas semanas y barajamos un objetivo de 13.500 puntos como primer objetivo. Hay que sobreponderar la exposición a Estados Unidos.

Es preciso señalar que es importante evitar un efecto contagio al resto de índices europeos y americanos si comienzan a aflorar los rumores de rescate sobre España.

No debemos adoptar posiciones largas cuando hay tendencias bajistas y más en momentos en que los inversores internacionales están vigilando de cerca la evolución de nuestras empresas y nuestro mercado.

Opinión sobre Telefónica: Bajista. Fuera del valor. No tomen posiciones alcistas hasta que no veamos un giro claro del mercado.


Análisis de Miguel Méndez, director de Big Deal Capital