Telefónica cerró el primer trimestre con un beneficio atribuible de 902 millones de euros, lo que representa un 20,6% más respecto a los 748 millones de euros del mismo periodo del año anterior

Los ingresos de Telefónica ascendieron a los 14.141 millones de euros, lo que supone un 8,8% menos que en el primer trimestre de 2012 en términos reportados como consecuencia de la variación de los tipos, especialmente de la devaluación de Venezuela y los cambios de perímetro de consolidación. La firma presidida por César Alierta ha precisado que, descontando dichos impactos, la caída de los ingresos respecto al primer trimestre de 2012 fue del 1,6%.

El beneficio neto totaliza 902 millones de euros, un 20,6% más que en el primer trimestre de 2012. El beneficio neto básico por acción alcanza 0,20 euros.

El beneficio bruto antes de amortizaciones (Oibda) se recortó un 10,1% (-0,1% en términos orgánicos), hasta los 4.567 millones de euros, mientras que el beneficio operativo (Oi) descendió un 17,7% (-2,9% en términos orgánicos), hasta los 2.066 millones de euros.

Por su parte, la deuda neta ascendió a cierre del trimestre en los 51.809 millones de euros y el ratio de endeudamiento se sitúo en 2,44 veces. No obstante, desde la compañía han afirmado tener cubiertos los vencimientos de deuda hasta más allá de 2014.

En España la compañía recortó sus ingresos un 16,4%, hasta los 3.260 millones de euros, mientras que el Oibda cayó un 30,9%, hasta los 101 millones de euros. Telefónica España gestiona un total de 42,7 millones de accesos a finales de marzo, un 4% menos.