El Ibex35 no consiguió mantener los 11.800 puntos y, al ritmo del 0.05% marcó en los 11.748 puntos su último movimiento. La escasez de referencias empresariales – consecuencia de la Fiesta Nacional tanto en nuestro país como en Estados Unidos- hizo mella en el selectivo de la bolsa española.  Eso y las caídas de más del 1% que sufrió Telefónica al cierre. En una sesión en la que el euro se intercambió por 1.4789 dólares-.
Parecía que el selectivo de la bolsa española iba a lograr firmar la sesión por encima de los 11.800 puntos…pero no lo consiguió. La penalización que sufrió la mayor compañía del Ibex 35- Telefónica- le llevó a cerrar con una ligera revalorización del 0.05% y a marcar en los 11.748 puntos su cierre. La ausencia de referencias económicas de relevancia por la festividad de la Fiesta Nacional tampoco ayudaron a inflar el ánimo de los inversores.

Y eso que hubo compañías que hicieron todo lo posible por batir el ‘nivel psicológico’ del selectivo español. Valores como Mapfre que se convirtió en líder de la sesión al superar el 2.4% de subida y cerrar en los 3.25 euros. O incluso las futuras fusionadas Cintra y Ferrovial, que culminaron con más del 2% de revalorización la sesión. Y eso que esta mañana la prensa apuntaba a que la filial aeroportuaria de la segunda se iba a retirar de la puja por el aeropuerto de Heatrow. A pocos pasos, el resto de las constructoras: Sacyr subió un 1.9%, FCC logró un 1.15% de subida mientras que ACS añadió un 0.17% a su cotización, hasta los 35.54 euros.

Gráfico Ibex35




Todas las miradas puestas además sobre el sector financiero….y por varios motivos. Por una parte, el Banco de España ha invitado a los bancos a que compren activos y carteras de cajas de ahorro que están inmersas en proyectos de integración. ¿Qué entidades? Aquellas que quieran tener un mayor desarrollo en el mercado nacional. Un convite en el que también se incluyen los dos grandes bancos que además han recibido una mejora de estimación por parte de Citigroup. A primera hora de la mañana, el broker estadounidense manifestaba que “la salida de la recesión será prolongada” pero a pesar de ello tanto BBVA y Santander podrán soportar tasas de morosidad cercanas al 8.5%. BBVA sumó un 0.82% mientras que su homóloga cántabra logró revalorizarse un 0.7% en los últimos minutos de negociación.

Fue Telefónica, entre los pesos pesados, el valor que llevó al Ibex35 al borde del precipicio. La operadora contó descensos del 1.17% y cerró en los 18.96 euros. Y ello a pesar de que fueron varios los brokers los que premiaron su incremento de dividendo con recomendaciones de compra y mejoras de precio objetivo. Sólo por encima de la operadora, Gamesa y Red Eléctrica se convirtieron en las más penalizadas de la sesión. El fabricante de aerogeneradores pedió un 1.9% mientras que el transportista de electricidad descontó un 1.29% de su cotización.

Pérdidas similares a las que registraron GAM y Antena 3 en el continuo. El fabricante de vagones para transporte ferroviario cedió un 3.4% y cerró en los 6.41 euros. Por su parte, el grupo de televisión marcó en los 6.85 euros su último movimiento. Una tendencia que llegó después de que Goldman Sachs hubiera recomendado ‘vender’ tanto la cadena del Grupo Planeta como Telecinco por estar sobrevaloradas. Viscofan cerró el ‘podio’ de los números rojos con un 2.26% de penalización.

En terreno positivo, Indo consiguió coronarse líder con un 15.12% de subida al cierre de la sesión. ¿El motivo? La compañía ha mejorado sus previsiones de resultados y, aunque espera cerrar el año con pérdidas, considera que los acuerdos comerciales alcanzados podrían llevarle a cerrar el ejercicio en positivo. Vueling le secundó con un 11.02% de subida y por detrás Ercros, Puleva Biotech o Fluidra le siguerion con un 7,50% y más del 3% de caída respectivamente.