Telefónica ha comenzado a comercializar en todo el mundo un nuevo servicio de telecomunicaciones por satélite, que tiene como novedad que ofrece banda ancha con una velocidad de hasta 492 kilobites por segundo para datos junto a la voz. Está especialmente concebido para defensa, protección civil medios de comunicación, comunicaciones en el mar o deportes de riesgo. El servicio se denomina BGAN (Broadband Global Area Network) de la compañía de satélites británica Inmarsat que la filial de Telefónica, Telefónica Wholesale, ha enriquecido conectándolo a sus redes internacionales de datos y ofreciendo soporte, y distribuye en todo el mundo a través de sus propios comerciales, en los países en los que está situada, o por terceros.