La bolsa española amanece con descensos después del desplome de las bolsas asiáticas, que han registrado su mayor caída en los últimos tres meses y el cierre a la baja de Wall Street en su última sesión. El Ibex 35 baja un 0,5 por ciento en la apertura hasta los 15.649 puntos, pero poco a poco, se han moderado esos retrocesos, de la mano del buen comportamiento de Telefónica. Los inversores se han despertado con las cuentas de la operadora sobre la mesa, mejores de lo esperado. El euro modera su cambio frente al billete verde hasta las 1,4642 unidades, en un día negativo para el resto de plazas europeas. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, para entrega en diciembre también modera su precio para cotizar a 92,19 dólares.
Se han esfumado las ganancias anuales en el Nikkei japonés y esto no es una buena referencia para la bolsa española en su arranque. Los números rojos de Japón tienen que ver con las especulaciones sobre HSBC y otros bancos, que podrían tener unas pérdidas mayores de lo previsto debido a la crisis de las hipotecas de alto riesgo. Y el fantasma de la crisis asusta de nuevo a las bolsa europeas en la apertura. El dinero sale, en particular de Repsol YPF, que cede un 1,26 por ciento, y de Inditex, que baja un 1,17 por ciento. Entre los pesos pesados, se colocan en negativo compañías como el BBVA y el Santander, en torno al 0,1 por ciento de recorte en ambos casos. El Santander cede terreno después de que la Mutua Madrileña haya vendido un 1,7 por ciento del capital de la entidad presidida por Emilio Botín. Una entidad que daba un “golpe maestro” en los últimos días con la venta de la entidad italiana Antonveneta por 9.000 millones de euros. La operadora Telefónica, sin embargo, logra escaparse de la tendencia negativa, gracias a sus buenos resultados. Resultados de Telefónica La compañía presidida por César Alierta gana un 0,49 por ciento, tras publicar que ha registrado un beneficio récord de 7.848 millones de euros los nueve primeros meses del año, un 51 por ciento más que lo logrado hace un año. Este resultado, que recoge las plusvalías realizadas con la venta de su filial holandesa Endemol, ha superado las previsiones de los analistas.