El grupo italiano de telecomunicaciones Telecom Italia cerró el ejercicio de 2009 con un beneficio neto de 1.581 millones de euros lo que supone una caída respecto a los 2.177 millones registrados el año pasado, informó la operadora en un comunicado.
La reducción del beneficio, según la nota de la compañía, se debe a la devaluación de las actividades de banda ancha en Alemania y la falta de algunos incentivos fiscales durante el año.

El resultado operativo bruto (Ebitda) fue de 11.115 millones de euros, lo que supone un aumento del 0,2% respecto al ejercicio anterior, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) aumentó un 1% hasta los 5,493 millones. El facturado descendió el año pasado un 6,3% y llegó a los 27.163 millones de euros, mientras que el endeudamiento financiero neto a 31 de diciembre de 2009 fue de 33.949 millones, registrando un descenso de 577 millones respecto al final de 2008.

Asimismo, la operadora anunció la creación de un fondo de riesgo por un valor de 507 millones de euros para afrontar el caso de la investigación por blanqueo de dinero y evasión fiscal en la que se ha visto implicada su controlada Sparkle. El grupo prevé registrar en 2010 con un Ebitda de 12.000 millones de euros, en aumento respecto a los 11.100 de 2009 y disminuir el endeudamiento financiero neto a 28.000 millones.

El plan estratégico relativo a 2010-2012 indica además un aumento medio anual del 1% del facturado y llegar a los 12.000 millones en las inversiones industriales en este trienio.