El operador de telefonía suizo registró un beneficio neto de 840 millones de francos (unos 518 millones de euros) en el primer semestre de 2008, lo que representa un 10,3% menos que el año pasado, debido a la anulación de contratos de leasing (arrendamiento con opción de compra). La cifra de negocio de la compañía helvética progresó el 17,6% y totalizó los 5.991 millones de francos (3.695 millones de euros). Swisscom atribuyó esa elevada cifra al aporte del operador Fastweb, que adquirió el año pasado y que es el segundo mayor proveedor de servicios de internet de banda ancha en Italia. En el primer semestre, la cifra de negocio de Fastweb progresó el 14% y representó 1.300 millones de francos (800 millones de euros), mientras que su número de clientes creció el 22% hasta sumar 1,4 millones.