Los pedidos de bienes duraderos de Estados Unidos subieron un 2,2% en febrero, después de una caída del 3,6% en enero, cifra esta última corregida hoy cuatro décimas al alza respecto a la primera estimación.
El dato ha sido peor de lo previsto. Los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media un aumento del 3%.

Sin tener en cuenta el sector de transportes, los pedidos de bienes duraderos subieron un 1,6%, tras la caída de enero del 3%. El mercado esperaba un alza del 1,7%.