El consorcio de telefonía sueco-japonés Sony Ericsson ha obtenido un resultado neto de 220 millones de euros en el segundo trimestre del año, un 54% más que en el mismo período de 2006. El beneficio bruto del consorcio ha pasado de los 211 a los 327 millones de euros, un 55 por ciento más. Sony Ericsson ha vendido 24,9 millones de móviles en el segundo trimestre, frente a los 15,7 millones en el mismo período de 2006, es decir, un 59 por ciento más.