El grupo belga Solvay ha confirmado la finalización del proceso de venta de su división farmacéutica a los laboratorios estadounidenses Abbott, una operación valorada en unos 5.200 millones de euros. La venta cuenta ya con todas las autorizaciones de los organismos que vigilan la competencia y le garantiza unos 4.500 millones de euros en un primer pago.