El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha dicho hoy que el Banco Central Europeo (BCE) podría abrir el debate de una posible bajada de tipos de interés a finales de año, después de que, previsiblemente, se hayan reducido las tasas de inflación. Solbes ha precisado que, "si no hay sorpresas adicionales", a finales de este año la inflación en España podría situarse en el entorno del 3% y la europea en el 2%, y "a partir de este momento, será mucho más fácil" que se plantee el debate de una posible bajada de tipos. Para Joaquín Almunia, comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, la tasa de inflación de la eurozona ha tocado techo y, probablemente se alejará de sus recientes máximos en el segundo semestre del año.
En una entrevista en Antena 3, Solbes ha recordado que el BCE, que mantiene los tipos en el 4 %, tiene el objetivo "muy claro" de mantener la inflación bajo control, es decir, en el 2%. En estos momentos, la inflación en España es del 4,2%, 0,9 puntos superior a la media de la Unión Europea (UE), por lo que "es muy difícil que el BCE tome ahora decisiones sobre tipos", ha opinado el ministro. "Los precios bajos ayudan a tener periodos de crecimiento más largos", ha explicado, "por lo tanto al final es positivo". Esto es lo que intenta conseguir el Banco Central, ha apuntado, que por el momento, ha sido más generoso en cantidad de dinero suministrando liquidez a los bancos, y manteniendo unos tipos de interés "altos". Solbes ha avanzado que mientras no bajen los precios, "es lógico y comprensible que el BCE sea prudente". Por su parte, Joaquín Almunia, comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, ha señalado que la tasa de inflación en la eurozona probablemente se alejará de sus recientes máximos en el segundo semestre del año. Declaraciones que efectuaba a la prensa antes de una reunión de los ministros de Finanzas de las 15 naciones que utilizan el euro. Almunia se ha mostrado de acuerdo con la postura del BCE. "La inflación es el principal problema", ha asegurado y "los aumentos de los precios nos preocupan mucho". Almunia ha añadido que los gobiernos podrían ayudar a contener la inflación controlando los incrementos salariales en el sector público.