El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, dejó hoy claro que no planea revisar sus previsiones de crecimiento para la economía española en 2008, a pesar de la crisis financiera, y aseguró que tampoco es necesario introducir ninguna modificación en el proyecto de presupuestos. En declaraciones a los periodistas antes de participar en la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo), Solbes señaló que "no vamos a revisar las previsiones", que fueron elaboradas en julio pasado, antes de las sacudidas en los mercados financieros.
El ministro de Economía y Hacienda explicó que, aunque el nuevo contexto introduce "riesgos adicionales a la baja para el crecimiento", un aumento del PIB del 3,3% en 2008 "sigue siendo posible". Recordó que esa tasa de crecimiento supone una desaceleración de la economía española de 0,5 puntos respecto a lo previsto para este año, del 3,8%. En cuanto al presupuesto, Solbes incidió en que está elaborado de forma muy prudente, por lo que "no es necesario introducir ninguna modificación". Desde el Fondo Monetario Internacional (FMI), su director gerente, Rodrigo Rato, ha advertido, sin embargo, de que la crisis generada por los problemas en el mercado hipotecario estadounidense obligará a los gobiernos de todo el mundo a introducir cambios sustanciales en sus planes presupuestarios. Solbes señaló que "esa no es, desde luego, nuestra idea" y reiteró que no ve necesario adoptar ningún cambio en el proyecto de presupuestos presentado el mes pasado, que ahora comienza su tramitación parlamentaria.