El ahorro de los hogares españoles ha bajado en un año 1,3 puntos y se situó en el segundo trimestre en el 10% de su renta disponible, un dato malo según los expertos aunque todavía no es altamente preocupante para las necesidades de financiación de la economía. Pese a la caída anual de 1,3 puntos, el porcentaje de un 10% de la renta es 7,6 puntos mayor que el ahorro de los hogares en el primer trimestre, que sólo fue del 2,4% de su renta disponible, según los datos de ese periodo revisados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Según la Estadística sobre Cuentas no financieras trimestrales de los Sectores Institucionales -que incluye hogares, sociedades no financieras, administraciones públicas e instituciones financieras-, la renta disponible de los hogares se incrementó en este segundo trimestre en 6.904 millones de euros, un 4,3%, hasta los 166.017 millones de euros en términos absolutos. Este aumento fue debido al incremento de las rentas primarias en un 5,5% y de la remuneración de los asalariados en un 6,8%. Estos aumentos compensaron la subida impositiva que los hogares tuvieron que afrontar, que fue del 15,9% en el caso de los impuestos de la renta y patrimonio y del 6,1% en el pago de las cotizaciones sociales, frente al aumento del 5,8% de las prestaciones recibidas. El ahorro de los hogares en este trimestre se elevó a 16.683 millones de euros -el 10% de la renta-, y el INE atribuye el descenso en 1,4 puntos con respecto al año anterior al hecho de que ha habido un mayor aumento del gasto en consumo final, del 5,9%. Según el INE, este ahorro, unido al saldo positivo de 721 millones de euros por las transferencias netas de capital, no ha sido suficiente para financiar el "notable volumen" de inversión de los hogares y las instituciones sin ánimo de lucro, que alcanzó los 26.477 millones de euros en el segundo trimestre, un 7,1% más. Por su parte, la renta disponible de las sociedades no financieras cayó un 1,3% interanual, mientras que la de las Administraciones Públicas creció un 9,1% y las de las instituciones financieras aumentó el 114,5%. Como resultado de la actuación de todos los sectores institucionales, la economía tuvo una necesidad de financiación frente al resto del mundo de 23.401 millones de euros (5.316 millones más que hace un año). Los expertos consultados por EFE creen que las familias siguen consumiendo por encima de la evolución de sus rentas. Carlos Maravall, experto de Analistas Financieros (AFI), dijo que la caída de la tasa de ahorro, "no significa necesariamente que los ahorradores estén ahorrando menos", sino que al comprar una vivienda tienen que invertir más y también tienen mayor gasto en consumo. En su opinión, más que el porcentaje de la tasa de ahorro, que no considera "especialmente preocupante", es más destacable "la increíble necesidad" de inversión que tiene el sector. Más tajante fue el director de Coyuntura Económica de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), Angel Laborda, quien calificó de "malos" los datos de la tasa de ahorro porque rompen la tendencia a la baja que se venía produciendo en los desequilibrios financieros durante trimestres anteriores. Esta caída "sorprende", apuntó Laborda, a pesar de la "enorme estacionalidad" de las estimaciones trimestrales publicadas por el INE. Más optimista se mostró Nuria Bustamante, analista de Caja Madrid, ya el dato "está en línea con lo visto en trimestres anteriores" y para los próximos trimestres auguró una ligera recuperación en la tasa de ahorro. También el director del Servicio de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Gregorio Izquierdo, consideró que las familias consumen por encima de las posibilidades de la evolución de sus rentas. Izquierdo prevé, no obstante, que en los próximos meses se recupere el ahorro, porque en un contexto de desconfianza como el actual "puede surgir la necesidad de ahorro preventivo". Tanto Laborda como Izquierdo consideraron preocupante el dato acerca de la necesidad de financiación de la economía española y creen que podrá afectar en el futuro.