Solaria, la compañía de energía solar propiedad de la familia Diaz Tejeiro, se ha estrenado en bolsa con una subida del 34,5 por ciento. Se ha colocado en sus primeros cambios a 12,70 euros, desde los 9,5 euros de la colocación entre inversores institucionales, el nivel más alto de la banda de precios no vinculante. Se trata de la primera empresa especializada en energía solar que debuta en el parqué y la tercera salida a bolsa del año, después de Clínica Baviera y Realia. Su fulgurante subida inicial se modera ligeramente a medida que avanza la sesión y en torno a las 14 horas se revaloriza un 24 por ciento.
La compañía ha sacado al parqué 23,38 millones de acciones, lo que supone el 21 por ciento del capital de la compañía. Si las entidades coordinadoras de la operación ( Morgan Stanley y Banesto) ejercen su opción de compra o green-shoe el capital colocado podría elevarse hasta el 26 por ciento. Solaria ha decidido saltar al parqué en un buen momento para el sector de las renovables en general y de las energías solares en particular.