El banco francés Société Générale espera obtener un ligero beneficio en el cuarto trimestre de 2009, pero será menor de lo esperado, al incluir un impacto negativo de 1.400 millones de euros de los activos de riesgo, según informa la entidad en un comunicado.