Las acciones de la compañía cántabra Sniace han sido suspendidas por la CNMV desde antes de la apertura del mercado por concurrir circunstancias que podrían afectar al normal comportamiento de la compañía en bolsa. la compañía ha anunciado que prevé un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de unos 350 trabajadores 'en caso de que continúe la huelga de taladores de montes' ante una eventual paralización de la actividad de sus fábricas como consecuencia de la falta de suministro de madera, su principal materia prima.
En un comunicado a la CNMV, la papelera cántabra señala que tiene previsto tramitar un ERE que consiste 'en la suspensión temporal de los contratos por el tiempo que dure la paralización de las actividades fabriles' debido a la falta de suministro. La compañía dijo esta mañana que tomaría 'medidas oportunas' si la huelga anunciada de taladores impidiera el suministro de madera. Ya había anunciado un parón de actividad La dirección de Sniace ya había comunicado ayer al Comité de Empresa que la próxima semana, entre el lunes y el miércoles, parará la producción en las fábricas de Celletch y Viscocel, ante la falta de materia prima para continuar los procesos de forma normal, debido a la huelga indefinida de los taladores que se inició este lunes. Para hacer frente a esta situación, Sniace ha iniciado también de urgencia la negociación de un expediente de regulación de empleo de carácter indefinido, que podría afectar a casi 350 trabajadores de las dos factorías, a fin de tener pactadas sus condiciones antes de que finalice este semana, según señalaban ayer fuentes sindicales. Dirección y Comité han acordado volver a reunirse a primera hora de la tarde de este miércoles para continuar la negociación del expediente, que antes de ser aceptado deberá someterse a la consideración de los trabajadores en una asamblea prevista para el jueves 29 de mayo.