Sniace ha confirmado hoy la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que suspenderá temporalmente los contratos de unos 350 empleados de su plantilla si continúa en Cantabria la huelga de taladores de montes y, como consecuencia de ella, sus fábricas quedan desabastecidas de madera. La dirección de la empresa cántabra ya anunció ayer a su Comité de Empresa en Torrelavega que, si persiste la huelga de los taladores, la semana próxima se vería obligada a parar la actividad de las fábricas de Celltech y Viscocel por falta de materia prima. Además, emplazó al Comité de Empresa a negociar un expediente de regulación de empleo (ERE) para hacer frente a esa situación que, según revelaron fuentes sindicales, podría afectar a 350 obreros.
El grupo Sniace remitió esta mañana a primera hora a la CNMV una comunicación para confirmar que, si persiste el conflicto, se verá "en la necesidad de adoptar medidas oportunas ante la situación de una eventual paralización de la actividad fabril del grupo". Poco después, envió otra comunicación complementaria para informar de que tramitará un ERE de suspensión temporal de contratos para "unos 350 trabajadores" de distintas empresas del grupo "por el tiempo que dure la paralización de las actividades fabriles como consecuencia de la falta de suministro de madera". Fuentes sindicales han indicado que la dirección tiene previsto reunirse mañana con el comité de empresa para negociar ese ERE y que los sindicatos van a convocar una asamblea de trabajadores el viernes para explicar a la plantilla la situación.