La Federación europea de sindicatos de servicios públicos lamentaron hoy que se haya anunciado la fusión de la gasista pública francesa GDF y el grupo privado franco-belga Suez sin consultar previamente a los trabajadores. En un comunicado, la Federación, que representa a los trabajadores de Suez, mostró su oposición a desgajar la división de medioambiente del grupo de servicios, requisito previo para llevar adelante la concentración. En su opinión, la salida a Bolsa de esa división supondrá nuevos "riesgos" para los 82.000 trabajadores implicados. Los sindicatos están especialmente decepcionados por haber recibido casi toda la información sobre el proyecto de fusión a través de los medios de comunicación.