El petróleo sigue sin encontrar techo. Si en la última sesión superaba los 140 dólares por primera vez en la historia, este viernes ha rebasado los 142 dólares. Esta jornada ha vuelto a marcar nuevos máximos, tras haber comenzado la sesión moderadamente tranquilo. A pesar de la desaceleración económica, el crudo sigue al alza, en particular tras los comentarios del presidente de la OPEP, quien señaló que el barril se moverá este verano entre los 150 y los 170 dólares. Tanto el barril de referencia en Europa el brent, como el del Nymex, el West Texas, ha alcanzado los 142 dólares.
El fuerte incremento de los precios del crudo va en paralelo a la depreciación que registra la divisa estadounidense frente al euro y otras monedas, lo que estimula las compras de petróleo y de materias primas que se negocian en dólares. La OPEP dice que seguirá subiendo El fuerte ascenso del crudo se produce un día después de que el presidente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Chakib Khelil, manifestara que el precio del barril podría alcanzar niveles de entre 150 y 170 dólares este verano. Consideró, igualmente, que el alza podría ser superior en el caso de una crisis política grave en el mundo o de una paralización de la producción en Irán, entre otros posibles escenarios. En declaraciones al canal de televisión France 24, Kelil recordó que existe una escasa capacidad de producción excedente en estos momentos para compensar una interrupción significativa en los suministros a nivel global. También aludió a la devaluación del dólar como uno de los factores que más influye en el encarecimiento del crudo.