El ministro de Industria, Miguel Sebastián, precisó hoy que la subida de las tarifas eléctricas a partir del 1 de julio será “en promedio” de “en torno al 5% o al 6%”, y variará en función de la “vulnerabilidad” y “capacidad de ahorro” de los consumidores. En una comparencia ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso, el ministro explicó que “la subida en promedio estará en el entorno del IPC, pero con diferencias en función del grado de vulnerabilidad de los consumidores y su capacidad de ahorro”. Industria aplicará el incremento atendiendo a criterios sociales y de “progresividad”, así como de eficiencia y ahorro, añadió.
El ministro señaló además que a su departmento no le corresponde abordar la posible supresión del IVA de la tarifa, pero aseguró que la Administración pondrá “su parte” en la reducción del déficit tarifario (diferencia entre los ingresos y el coste de generar electriciad). Industria bajará el precio de la luz a 4,5 millones de hogares La nueva tarifa eléctrica social, afectará a los usuarios con potencias contratadas de menos de 3 kilovatios (kW) de electricidad en su primera residencia, supondrá un ahorro en la factura de la luz del 10% para 4,5 millones de clientes, según ha anunciado hoy el ministro de Industria. Durante su comparecencia en el Congreso, el ministro aseguró que los consumidores que tengan derecho a acogerse a esta tarifa serán facturados sólo por el consumo que realicen y disfrutarán de un término de potencia gratuito. Sebastián indicó que la medida “supondrá una bajada media superior al 10% del coste de la tarifa eléctrica por este concepto”. “Es nuestra obligación velar por la protección de los usuarios más desprotegidos, por lo que hemos diseñado una tarifa social destinada a aquellos tramos de población que no pueden disfrutar en un consumo de electricidad elevado”, afirmó el ministro en su comparecencia. Por otro lado, explicó que el Gobierno elevará la progresividad de las tarifas y que, al tiempo que se implanta un primer tramo de consumo mínimo gratuito, se establecen mayores penalizaciones al consumo excesivo. “Impulsaremos el uso de tarifas que fomenten el ahorro, como las que tienen distintos tramos de tarificación horaria, que permitirán a los consumidores obtener reducciones de hasta el 10% en su factura eléctrica si gestionan su demanda desplazando los consumos más intensivos a las horas de menor precio”, indicó el ministro. Asimismo, Sebastián dijo que Industria tiene previsto acelerar la sustitución del antiguo parque de contadores domésticos a través de 'Plan Contador', al que podrán acceder todos los consumidores domésticos que así lo deseen, lo que posibilitará las mejoras telemáticas de gestión de la demanda sin que esta circunstancia suponga ningún coste adicional para los consumidores.