El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, respondió hoy a las críticas del PP por la toma de control en Endesa por parte de la empresa pública italiana Enel que el Gobierno que la eléctrica española era una empresa privada, por lo que el Gobierno "no la ha vendido" a nadie, y remarcó que "a las operaciones empresariales se dedican otros y otras"  Sebastián fue censurado duramente por el portavoz adjunto de economía del PP, Álvaro Nadal, durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, quien le reprochó que la venta del 25% del capital de Endesa en manos de Acciona a Enel es el final de "una triste historia" financiada con dinero público e impulsada por el propio Sebastián "en diciembre 2006, desde su despacho en la Oficina Económica de Moncloa"