Seat, filial española del consorcio automovilístico Volkswagen, registró unas ventas de 24.300 unidades en todo el mundo durante el primer mes del año, lo que representa un incremento del 22,9% en comparación con las 19.800 unidades entregadas en el mismo mes de 2009, informó hoy el grupo alemán. La compañía que preside Martin Winterkorn explicó que este aumento en las matriculaciones mundiales de Seat es consecuencia de la evolución positiva experimentada por la marca en los países de Europa Occidental.