El jefe del Estado francés, Nicolas Sarkozy, recibe hoy al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en un intento de poner un poco de orden en las condiciones que se van a imponer a Grecia para el prometido desembolso de la ayuda europea.

Sarkozy y Barroso, que tienen previsto un almuerzo de trabajo en el Elíseo, no pueden obviar en sus discusiones las disonancias en las posiciones de los países de la zona del euro sobre la forma en que hay que abonar el dinero a Grecia, y los compromisos que Atenas tiene que asumir.