Sesión vital para el sistema financiero español. Hoy el Gobierno hará públicas las nuevas exigencias que requerirá a la banca española y, mientras tanto, los inversores hacen caja en estos valores, también en los grandes, BBVA y Santander. Precisamente estas entidades aún no han dotado el 100% de sus activos de riesgo. Se les acumulan los deberes fuera y dentro de la bolsa, donde retroceden tras chocar con sus resistencias en la sesión de ayer.


Hoy el gobierno volverá a apretar las tuercas a la banca española con el requerimiento de nuevas exigencias de dotaciones a las financieras nacionales. Pos las filtraciones que se han hecho a lo largo de la semana, se espera que el Ejecutivo modifique la actual Reforma Financiera con la posibilidad de crear ‘bancos malos’, a los que las entidades se adhieran de forma voluntaria, además de exigir provisiones por activos sanos pero dudosos de cobro futuro. Respecto a esto último, Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets, comenta que “se habla de provisiones para los activos que no tienen riesgo del 30% - desde el 7% actual- lo que supondría unos 30.000 millones adicionales de provisiones para la banca Los bancos están sufriendo ese castigo por esa provisión hasta el punto de que podría revertir en pérdidas para los resultados de los próximos trimestres. Lo que teme el gobierno es que esos créditos que se han concedido que no tienen riesgo de mora, lo tenga en el futuro”.

Los expertos reiteran que la situación de solvencia de los grandes bancos difiere de la banca más doméstica. No obstante, mientras BBVA y Santander aún no han realizado el 100% de las provisiones por activos dudosos, Bankinter, Banesto y Popular ya han cubierto el total.

Aunque en un principio este contraste de coberturas chocó, lo cierto es que BBVA y Santander están atados de manos y, debido a que cotizan en Wall Street, si hubieran cubierto las provisiones de golpe, habrían tenido que presentar una salvedad en la auditoría semestral. Ahora, sin contar con las nuevas coberturas que hoy les pueda obligar a hacer el Gobierno, a Santander le quedan por aprovisionar 2.300 millones (ya ha cubierto 3.800), los cuales, serán cargados a plusvalías y dotaciones ordinarias. BBVA, por su parte, todavía tiene que dotar 1.360 millones (ya ha dotado 2.640 millones). Por ello, Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, comenta que “deberíamos verlos varios trimestres con resultado cero y provisionando para tener cubierto al 100% lo que se le pide con cobertura”.


Y en bolsa…
Este viernes vemos ceder a los grandes bancos tras acumular fuertes revalorizaciones en la sesión de ayer. Sin duda, los movimientos especulativos se han apoderado de BBVA y Santander, donde hay muchas posiciones inversoras jugando dentro del rango lateral en el que se vienen moviendo. Por ello, cuando llegan a resistencias o soportes, saltan los stops.

¿Cuáles son los rangos en los que se están moviendo? Roberto Moro, analista técnico de Apta Negocios, explica que”Santander encuentra soporte en 4,50 euros y resistencia en 5. Mientras que el soporte de BBVA se halla en los 4,80 euros y la resistencia en 5,4”.

Justamente en la sesión de ayer, tras las fuertes revalorizaciones, ambos valores, cerraron en zonas de resistencia y subiendo un 5,99% por igual. Sin embargo, ante la incertidumbre por las modificaciones de la Reforma Financiera que se anuncien, ambos valores ceden. Santander se deja un 1,34% hasta los 4,85 euros y BBVA un 0,96% hasta los 5,25 euros.

GRÁFICO HISTÓRICO SANTANDER:



GRÁFICO HISTÓRICO BBVA:



Teniendo en cuenta la montaña rusa en la que se han subido ambos bancos, Roberto Moro indica que “sólo cabría pensar en un cambio de tendencia con Santander por encima de los 5 euros, o más allá, en los 5,5 euros; y con BBVA superando los 5,4 o, para mayor confirmación, los 5,95%. Aún así, estos valores no están caros (desde que su tendencia bajista se iniciara a finales de 2009 han caído en torno a un 50%. Santander cotiza 6,81 veces y BBVA a 7,90, frente a la media del sectorial bancario europeo que es de 12,10 veces). Por ello, para un inversor de largo plazo dispuesto a asumir el riesgo de fluctuaciones en los próximos tiempos, ambos valores pueden ser atractivos. De hecho, el precio objetivo que el consenso de expertos recogido por FactSet da a Santander se ubica en los 7 euros (potencial de revalorización a 12 meses del 31,42%), y en los 7,30 euros para BBVA (potencial de revalorización a 12 meses del 28,76%).

ÚLTIMAS RECOMENDACIONES SOBRE SANTANDER:



ÚLTIMAS RECOMENDACIONES SOBRE BBVA :




Fuente: web BBVA