Banco Santander mantiene las perspectivas financieras para el banco Sovereign, que adquirió recientemente en Estados Unidos, dijo el martes su vicepresidente Matías Rodríguez Inciarte. "Hoy por hoy, podemos ratificar lo que dijimos cuando compramos Sovereign: que Sovereign está en camino de alcanzar un beneficio de 750 millones de dólares tres años después de la compra", dijo durante una conferencia celebrada en Santander.
Santander ya ha comunicado a los inversores que el banco espera un beneficio ligeramente inferior a los US$100 millones este año y que alcanzará los 250 millones de dólares en 2010 por la reducción de costes y otras medidas para mejorar la rentabilidad.

"Nada nos hace pensar que no se pueda alcanzar este objetivo. Seguimos contentos con la compra", añadió Rodríguez Inciarte.