Banco Santander, que mantuvo conversaciones infructuosas de fusión con Alliance & Leicester a mediados de diciembre, no descarta retomar la negociación con el banco hipotecario británico con una oferta más tentadora, según publica hoy Financial Times. A&L, como otros banco británicos, ha sufrido en bolsa la crisis de liquidez que ha afectado al sistema financiero. Según fuentes cercanas al banco español citadas por el FT, lo que le atrae de A&L es su cartera de clientes empresariales, que podría sumar a la red del Abbey National y adelantar el programa de expansión de este último en dos años.
Según el diario, el problema estaba en que el precio que los españoles estaban dispuestos a ofrecer no era lo suficientemente atractivo para A&L, pero el Santander no ha descartado mejorar la oferta. Al parecer, los directivos de A&L se mostraban contrarios a vender en momentos de una depresión de su valor de mercado. Por otra parte, el mismo diario publicó el pasado fin de semana una entrevista con el presidente del Santander, Emilio Botín, en la que este afirmaba que el plan de expansión del banco no se ha completado y que quiere ampliar presencia en Reino Unido y EEUU. En noviembre del 2004, el Santander adquirió Abbey National.