La empresa farmacéutica Sanofi-Aventis ha desmentido hoy los rumores que vinculan a su medicamento Lantus, que trata la diabetes, con el aumento de riesgo de padecer cáncer. Según la propia compañía, después de encargar un estudio a varios expertos los resultados no demuestran que exista una relación directa. Sanofi ha calificado las acusaciones vertidas sobre su compuesto como "inconscientes e incongruentes".