La farmacéutica Sanofi-Aventis anunció hoy la reorganización de sus centros de investigación y desarrollo en Francia, y comunicó el cierre y el traslado de cuatro de ellos a sedes más importantes, sin incurrir por ello en despidos. La compañía francesa señaló en un comunicado que el proyecto concierne asimismo a algunas actividades de sus laboratorios en España (Madrid y Gerona), Reino Unido, Estados Unidos y Japón, dónde "se buscará una solución para la cesión o reconversión de algunas actividades". "Consciente de su responsabilidad social, el grupo no recurrirá a ningún despido", continuó la farmacéutica, que proyecta "un plan de salidas voluntarias, consistente en la posibilidad de acogerse a una suspensión anticipada de la actividad, totalmente financiada por la empresa, así como de ayudas a la realización de un proyecto profesional fuera de la compañía".